Eucatex


  • T-HDF Eucafibra ®



Los colores y los patrones en este sitio son solo referenciales, pueden existir diferencias entre los colores de la pantalla y los colores reales de los productos. Disponibilidad bajo pedido.

Es una chapa de fibras de alta densidad, cruda, en su color natural. Su superficie lisa, homogénea y resistente permite recibir procesos de pintura y revestimientos usuales del mercado. El producto presenta óptima estabilidad dimensional y resistencia mecánica para aplicaciones en la industria mobiliaria, en la industria en general, artefactos de madeira y en la construcción civil.

Aplicaciones

En los fondos de los muebles y fondos de las gavetas de muebles residenciales y comerciales, oficinas, hotelería en la fabricación de paneles robustos (semi-hueco), etc. En la construcción civil, puede ser usado en diversas aplicaciones, como: divisorias, revestimiento de paredes,cubrir puertas, etc.

Acabado

Chapa T-HDF crudo, en su color natural

Propiedades Físico-Mecánicas*

Espesura (mm)

Tracción Perpendicular mínima
(N/mm²)

Flexión
estática mínima

(N/mm²)
Módulo de Elasticidad
(N/mm²)
Hinchado
máximo

24h (%)
Humedad
(%)
1,8 a 2,5 0,65 23 NA 45 4 a 11
> 2,5 a 4,0 0,65 23 NA 35 4 a 11
> 4,0 a 6,0 0,65 23 2700 30 4 a 11
> 6,0 a 9,0 0,65 23 2700 17 4 a 11
*ABNT NBR 15316-2
Chapas de Fibras de Mediana Densidad – Parte 2: Requisitos para chapas usadas en condiciones secas

Tolerancias Dimensionales

  • Espesura < 19 mm: ± 0,2 mm
  • Largo y ancho: ± 2 mm/m, hasta un máximo de 5 mm
  • Escuadra: 2 mm/m
  • Rectitud: 1,5 mm/m
  • Clasificación de Emisión de Formaldehído: Clase E-2

Dimensiones

Ancho Largo Espesuras
1220* / 1850* / 2130*/ 2200 2440* / 2750* 3,0*
1220* / 1870* 2750* 4,5* / 6,0*
* Dimensiones Reventa Maderera: consultarnos obtener  más informaciones acerca de las dimensiones y padrones disponibles.

Embalaje

El T-HDF Eucafibra es ofrecido en chapas agrupadas en pallets, de acuerdo a las medidas solicitadas. Para asegurar la calidad del producto, los embalajes contienen cintas, rinconeras y protección en las superficies superior e inferior.
 

Transporte y manoseo

  • El transporte de los pallets debe ser realizado con apiladoras o equipos similares, para evitar el choque de las partes extremas de las chapas.
  • El piso de la carrocería del camión transportador debe estar limpio, seco, sin fallas y libre de clavos y tornillos salientes o tablas sobrepuestas. Los eventuales espacios libres deben ser cerrados. Para ofrecer mayor seguridad, las pilas deben ser trabadas y sostenidas con cables de amarre. Los puntos donde las chapas sufren la acción de esos cables deben ser protegidos a través de rinconeras.
  • Durante el trayecto que realiza el camión transportador con carrocería descubierta, se debe hacer la protección del producto de las aguas de lluvia usando una lona impermeable. Camiones graneleros deben tener la salida de los granos cerrados para evitar la entrada de agua de la lluvia durante su trayecto.
  • Evite de hacer el transbordo de las chapas, principalmente, cuando no se tiene medios de hacer la descarga mecanizadas (apiladoras). También, evite al hacer su descarga o su traslado que estas sean arrastradas, friccionadas o golpeadas.

Almacenaje

  • Deben ser almacenadas en un local cubierto, protegido de los agentes atmosféricos y lejos de las fuentes de humedad y calor.
  • Las chapas deben ser apiladas horizontalmente, sobre una base firme, nivelada y levantada del piso a través de cuñas adecuadas. Se recomienda mantener una distancia máxima entre las cuñas  de 50 cm.
  • Evitar el apilado alternado de chapas con diferencias significativas de dimensiones. El apilado máximo debe ser de 6 metros de altura.
  • Evitar de colocar objetos duros (metal, concreto, madera) sobre las chapas o dejarlas en contacto con los productos que puedan alterar sus características naturales (cemento, aceite, grasa, etc.).
  • Colocar un número de cuñas adecuadas, aumentando la cantidad para chapas de menor espesura. Cuidado: las cuñas deben tener siempre la misma altura, con tamaño igual a la anchura de las chapas.
  • En locales calientes se recomienda poner  una chapa de desuso sobre la pila, tanto  durante su almacenamiento, así como en su desplazamiento o durante su procesamiento, para reducir el efecto del calor que incide en la cara del material y evitar las pérdidas de humedad en la cara expuesta, que pueden ocasionar  desequilibrio, generando deformaciones en la chapa.
  • Evitar el tiempo excesivo de almacenamiento para no producir las deformaciones de ganancia/pérdida de humedad.